Agro - DISCURSOS EN LA EXPO PRADO

“Uruguay crece como nunca”

El ministro Tabaré Aguerre, desde el palco de la Rural y mirando a los productores, enfatizó que el mayor crecimiento se produjo en el sector agropecuario

  • ¿El último discurso de Aguerre en la Rural?
Foto
+ Juan Samuelle @juansamuelle - 15.09.2013, 05:00 hs Texto: -A / A+

"Uruguay crece como nunca creció en la historia”, afirmó ayer Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, durante su oratoria en el acto de clausura de la 108a Expo Prado, la muestra ganadera y agroindustrial que organiza la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

De inmediato explicó que hubo 6,5% de crecimiento promedio en los últimos seis años y que según datos del Banco Central del Uruguay, publicados el último viernes, en el primer semestre de 2013 el sector con más suba del PIB fue el “sector agropecuario, fuera del energético, con el 4,8%”.

En un palco repleto de dirigentes agropecuarios, locales y de gremiales de la región, donde se notó la ausencia del presidente José Mujica –exministro de Ganadería– , Aguerre remarcó que históricamente la economía del país creció en tasas del 1,5% al 2%, pero en el presente aumenta 6% en promedio, aunque al cierre del año  será algo menos del 4%, en una coyunta regiolan de estancamiento.

Luego, reivindicó los datos de inversión que treparon al 22,5% del PIB gracias a una política erconómica abierta al mundo.

Uruguay, remarcó, tiene “la puerta de vaivén bien abierta”.

De ese guarismo de capital,  solo 5,7%  es inversión extranjera directa.

“Desde 2008 a 2012 se invirtieron US$ 6.028 millones en el marco de la inversión promovida”, dijo el ministro, con una renuncia fiscal del orden de US$ 3.000 millones acumulados, “a descontarse en los próximos seis o siete años”, dijo el secretario de Estado que también es un exitoso productor rural.

La competitividad y el dólar

Las políticas de estímulo, aseguró,  han permitido la creación de empleo y apuntalar la competitividad en un escenario de fuerte volatilidad cambiaria.

Empero, precisó que “la competitividad no es solamente (el) tipo de cambio, que por otra parte mejoró”.

Y tampoco ello se explica “solamente por el nivel de los salarios y mucho menos por la carga tributaria”, agregó.

Para el ministro, la competitividad “también tiene que ver con las innovaciones, con la inversión, con la inserción internacional”.

Y puso un ejemplo de lo que para él supone tener una economía competitiva: “(...) es venderle a Corea cuando nuestros vecinos no le venden”, es poder ingresar a mercados a un precio 20% superior  a la cuota Hilton, colocar cítricos en Estados Unidos  y en el futuro inmediato vender carnes ovinas a ese principal mercado del mundo, lo que despertó uno de los cuatro aplausos que recibió el ministro durante su discurso.

Otra explicación sobre el aumento de las inversiones es la innovación y en ese campo dijo que Uruguay creó “las bases institucionales” para la investigación, sin lo cual no se puede innovar.

Y otra vez se apoyó en números: 0,4% de inversión (en relación al PIB) pero 2,1% del producto agropecuario, lo que ubica al país dentro en los primeros escalones de América Latina.

Aguerre dijo a los productores agropecuarios la importancia de las plíoticas distributivas que explica la reducción de la pobreza. Y es en el campo donde esto fue mucho más profundo.

“Hay que recorrer el Uruguay para darse cuenta de cómo cambio este país, hay que recorrer los pueblos, las ciudades, las tornerías, los talleres, los fleteros (...)”.

Sin miedo a la equidad

Para Aguerre, Uruguay está en medio de una “transición”, de  “un cambio de época” y por eso es clave prepararse y preguntarse “cuál es el rol de un Estado moderno y de sus políticas públicas, cuál es el rol del Estado en la creación de bienes públicos para la construcción de oportunidades, para la articulación del corto plazo y del largo plazo en materia de recursos naturales, de innovación, de educación, de infraestructura y de equidad social”.

“No hay que tenerle miedo a la palabra equidad social”, añadió.

Dijo que el país registra “tres generaciones” que no conocen “el valor del trabajo”. Y esa realidad, opinó, “no se resuelve por decreto”.

“A la gente hay que contenerla, hay que educarla y hay que construirle oportunidades, y no se resuelve construyendo rejas, no se resuelve segmentando a la sociedad, se resuelve mirando hacia el futuro tratando de conservar los  valores que sin duda alguna compartimos”.

Aguerre, dirigiéndose a Echeverría, dijo que gobernar requiere un equilibrio entre el liderazgo, la construcción de equipos y el diseño de una agenda inteligente, tras lo cual varias veces enfatizó el valor de tres herramientas: “liderazgo, equipo y agenda”.

Dijo que los últimos años han sido de construcción, donde las críticas han sido de recibo.

Pero cuestionó a las “críticas de liberales de museo defendiendo el derecho total e irrestricto de la propiedad que permite todo” así como los “ecologistas de museo que parten de la base de que la solución es no hacer nada”.

“El gobierno”, señaló, “busca el camino del medio y el camino del medio se construye con la sociedad, en diálogo y en acuerdo”.

“La política agropecuaria en este país es una política de Estado”, enfatizó Aguerre: “en definitiva, lo que importa es lo que piensa la gente, hay que preguntarle a la gente, a los productores, a los trabajadores, a los fleteros, a los servicios, a los talleristas, a los comerciantes si están mejor  si están peor, ese es el balance, lo demás son números”.

Señaló, luego, que “Uruguay ha mejorado en equidad” que tiene un bajo nivel de corrupción respecto a otros países de la región” y un clima favorable para la inversión.